Blog de www.asidra.org

DIDACTICA

COMPETIR CON LA VANIDAD

Escrito por ANALITICOYGLOBAL 28-03-2017 en futsal. Comentarios (0)


   Existen dos tendencias claramente diferenciadas, tanto en escuelas como en entrenadores, una de ellas apuesta por eliminar la importancia competitiva, y centrarnos sobre todo en la diversión, el ocio y la participación de todos los jugadores por igual en los partidos de competición, olvidándonos del resultado; por otro lado tenemos la tendencia de escuelas y entrenadores claramente competitiva y resultadista, donde lo más importante son los resultados competitivos, y en base a ellos se miden los logros.    

  Si hablamos de escuelas de formación, con las primeras tendencias, perdemos los beneficios que nos puede dar la competición, y no educamos a los niños en lo que son los valores del deporte y con las otras, relegamos a un segundo plano objetivos que tienen muchísima más importancia que los resultados competitivos, además por supuesto de perder también aquí, todos los beneficios que nos puede ofrecer la competición.

       

  Debemos partir siempre de una filosofía claramente definida e innegociable: El objetivo principal es la evolución global continua y correcta del niño y del equipo, utilizando la competición como recurso pedagógico insustituible y necesario. Esto, aunque puede parecer lógico y normal, hay que llevarlo hasta las últimas consecuencias, y es ahí, donde debemos saber y poder defender nuestro método y nuestras decisiones de manera empírica, independientemente de los resultados deportivos en sí.  

  Esta filosofía nos llevará a tomar decisiones controvertidas de cara a los padres, directivas y compañeros que no comulguen con nuestras ideas, del mismo modo no podemos exigir o esperar que le resto de profesionales abracen nuestros ideales, mas bien debemos ser capaces con el tiempo de demostrar al resto, que nuestro método funciona.

A continuación mostraremos una serie de pautas de actuación fundamentales para comenzar a desarrollar nuestras ideas, e ir inculcándoselas a los niños.

  - Premiamos siempre el esfuerzo, el compromiso, la atención, la capacidad de autosuperación, etc.. por encima del resultado. Lo verdaderamente importante es el proceso de aprendizaje, asumir los errores como algo natural y tener paciencia para conseguir los éxitos.

  - Los goles no se celebran. El entrenador nunca debe celebrar los goles, y sí poner el énfasis en el pase anterior, en la recuperación del balón, o en la parte de la jugada que considere importante, restando importancia al gol en sí.

  - El resultado siempre que dependa de nosotros, debe ser ajustado, sin una diferencia de goles alta, unas veces ganando y otras perdiendo, en la que todos los jugadores tengan momentos de importancia dentro del equipo, en función de sus capacidades y aptitudes.

  - Es importante perder partidos, aunque tengamos que provocarlo nosotros, poniendo a jugar a niños menos competentes en posiciones de mayor requerimiento táctico o dándoles mayor tiempo de juego en situaciones de desventaja con respecto al rival, aprovechando para cambiarlos de sus posiciones habituales o añadiendo cualquier impedimento para facilitar que no se desequilibre el partido.     LEER ARTICULO COMPLETO EN WWW.ASIDRA/blog/


FUERA DE JUEGO, SOLUCIONES DIDACTICAS PARA CATEGORIA BENJAMIN

Escrito por ANALITICOYGLOBAL 25-02-2017 en Fútbol. Comentarios (0)


 La edad más temprana a la que utilizamos el fuera de juego, es en categoría benjamín. Desde ASIDRA.ORG nos parece un error el someter a niños/as a una regla tan abstracta y difícil para estas edades (8 o 9 años), contradiciendo esta metodología cualquier proceso didáctico lógico, donde a esas edades se presentan reglas mínimas, (ya que por la propia naturaleza de los deportes lograr meter gol se les hace difícil) y concisas y sencillas que faciliten el juego y no que lo impidan o dificulten ya que lo que buscamos es un juego continuo, dinámico, que no penalice al niño constantemente, corte el juego y llegue incluso a agobiarlo y aburrirlo, por lo que siempre hemos de tender a trabajar de lo sencillo a lo complejo, de lo analítico a lo global, de lo lento a lo rápido y de lo fácil a lo difícil.

  En otros países, en edades tempranas, incluso se cierran los campos para evitar que haya fueras de banda o de fondo, ganando de esta manera más tiempo de juego real; compiten 5 Vs 5 teniendo la oportunidad cada niño de participar más en el juego, facilitándoselo al mismo tiempo ya que tienen que atender a menos relaciones colaboración-oposición, y por supuesto, nadie se plantea el introducir el concepto del fuera de juego.

  Es en los temarios académicos españoles de esas edades, y mediado el curso normalmente, cuando aparece el concepto de "líneas paralelas", ya que en segundo curso se da muy por encima, sumemos que la percepción espacial donde el niño tiene capacidad de análisis es reducida, además a esas edades el proceso madurativo del niño necesita de un tiempo prudencial para el análisis de situaciones así de complejas, pero nuestro deporte por el contrario le exige atender a lo que hace el defensa de la banda contraria, a la posición del balón, la de su defensa, la de su compañero y además interpretarlo todo y tomar una decisión correcta en menos de un segundo.

  Cierto es que no se puede luchar contra las federaciones y su negocio del fútbol, y tenemos claro que lejos de buscar el desarrollo integral del niño, se busca la especialización temprana del niño en ese deporte, objetivo que también choca frontalmente con cualquier proceso didáctico.

  Lo verdaderamente preocupante es que hasta en las competiciones escolares, alejadas de toda federación y rendimiento competitivo, ya se están adoptando estas rutinas en las que se tiende a asumir las tendencias federativas, cuando como profesionales deberíamos plantearnos lo que no se plantean dichas federaciones como entidades privadas, que no es otra cosa que el correcto desarrollo y educación del niño.

  Dicho esto, a continuación, explicaremos el proceso que podemos seguir para explicar a nuestros jugadores de manera correcta, la regla del fuera de juego en el primer año de benjamín, donde jugaran por primera vez a fútbol 7.

LEER ARTICULO COMPLETO EN WWW.ASIDRA.ORG