Blog de www.asidra.org

PROBLEMATICA DE LOS "PADRES ENTRENADORES"

En el mundo del deporte y más en concreto del fútbol y el futsal, tanto en competiciones como en entrenamientos, podemos ver, en algunos campos, como padres se sitúan en el lateral más cercano a sus hijos, y se dedican a gritarle instrucciones técnicas sobre el deporte o la actividad que esté desarrollando.

A continuación analizaremos los problemas que conllevan estas actitudes en diferentes facetas del deporte, la familia y la vida en general.

 .Comenzaremos analizando la relación entre padres e hijos. De todos es sabido que todos los padres somos la referencia a imitar por nuestros hijos y que por supuesto van a ejercer su derecho a hacerlo, al menos en las edades tempranas, y es responsabilidad del padre controlar los estímulos a los que sometemos a nuestro hijo en estas situaciones deportivas.

.Por otro lado, tenemos la relación entre niño y entrenador, donde es y debe ser, éste último la referencia a seguir e imitar por el niño. Siendo responsabilidad de éste la educación en valores y en aspectos técnicos del deporte en cuestión.

.Por último, tratamos la relación padre-entrenador, que debiera ser en todo momento de colaboración y refuerzo, dedicándose el técnico a las cuestiones deportivas y el padre al resto de aspectos de la educación.


Si comenzamos el análisis individual de las situaciones a las que se somete al niño, veremos lo poco productivo y lo estresante que es para él.

.En primer lugar, el niño va a obtener el doble de información que el resto de compañeros, por supuesto la información que le da el padre, muy poco o nada tiene que ver con la que el entrenador le ha dado y le esta dando, con lo cual tenemos un niño intentando jugar a un deporte que esta muy muy lejos de entender, y sometido a dos estímulos la mayoría de las veces antagónicos.

Cómo es posible que el niño sepa qué hacer?

.Por otro lado, la imagen que dan estos padres difiere mucho de los cánones que el deporte en edad escolar demanda. Nuestro hijo nos verá dando voces en la banda, mientras el resto de padres disfrutan del partido de sus hijos, y lo más importante lo dejan disfrutar a él.

.Por supuesto estos comportamientos son observados por el resto de compañeros, que más tarde o más temprano, acabarán haciendo mofas al respecto.

Pensamos realmente que nuestro hijo tiene que pasar por todo esto?


A continuación analizaremos la situación del padre,   LEER ARTICULO COMPLETO en WWW.ASIDRA.ORG

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: